Microscopía práctica de suelos para no especialistas

 

FASE INICIAL. Preparación de la muestra.

Obtención de las preparaciones microscópicas (láminas delgadas). El proceso es similar al utilizado en petrografía para las preparaciones de rocas con la particularidad que antes de proceder se ha de dar coherencia a la muestra de suelo. Para ello la muestra de suelo se coloca en un recipiente y se incluye al vacío en una resina de poliester. Al polimerizar la resina se endurece produciendo un bloque compacto que engloba a la muestra de suelo conservando imperturbable su estructura natural. A partir de este momento ya se puede seguir todo el proceso descrito en los manuales de petrografía.

Los pasos principales son los siguientes:

1. Toma de muestras.

Se han de elegir los puntos representativos de cada suelo (el centro de cada uno de los horizontes o zonas de transición o nódulos o manchas, ...)

De cada punto seleccionado, en condiciones ideales tendríamos que tomar un bloque de suelo no deformado (conservando la estructura) con un tamaño de unos 8 cm de alto por 6 de ancho y 4 de profundidad, aproximadamente. Para ello hay dos formas, lo "oficial" es utilizar una caja Kubiena

 

que se introduce en el perfil del suelo,

 

 

pero en la inmensa mayoría de los casos es mucho más sencillo esculpir un bloquecillo en el perfil y luego arrancarlo y envolverlo cuidadosamente en una bolsa de plástico para su transporte al laboratorio (si el horizonte es muy arenoso y carece totalmente de estructura podemos darle estabilidad utilizando una venda de escayola).

También se puede tomar uno de los bloquecillos en que se desmenuza el suelo al picarlo con una picoleta (del tamaño de una nuez bastaría). Dada la heterogeneidad del suelo convendría obtener al menos dos ejemplares de cada horizonte del suelo.

 

2. Obtención de las preparaciones microscópicas. Necesitamos obtener una preparación microscópica, o como se llama últimamente una lámina delgada de suelo, y esto puede constituir el principal escollo.

En micromorfología de suelos esta fase requiere de dos etapas. Primero hay que endurecer la muestra, incluyendola en una resina líquoda que al polimerizar se endurece y una vez que tenemos el suelo incluido en un bloque compacto se procede a obtener la correspondiente preparación por las técnicas tradicionales de la petrología.

Etapa 1. El agregado de suelo necesita previamente endurecerse para poder obtener la lámina delgada. Para ello la muestra (previamente desecada; por ejemplo dejándola en el laboratorio durante una semana) se incluye en una resina plástica líquida comercial que al polimerizar endurece englobando al suelo. Además de los laboratorios de micromorfología también los departamentos de geología disponen de este servicio. No obstante este paso de endurecimiento de la muestra de suelo se puede hacer fácilmente colocando el agregado de suelo en un recipiente de plástico. Se lleva a un desecador conectado con una pequeña bomba de vacío y se va añadiendo sucesivas capitas de resina (resinas de poliéster insaturadas que como poseen una gran viscosidad debe reducirse por la adición de monómero estireno o acetona; la polimerización se inicia por la adición de un activador y frecuentemente un catalizador) haciendo vacío (para favorecer la impregnación) hasta cubrir completamente la muestra.

La resina plástica se prepara con una mezcla adecuada de catalizador como para que el endurecimiento se realice lentamente, del orden de dos a tres semanas.

Etapa 2. Una vez que tenemos la muestra de suelo formando un bloque compacto ya se pueden utilizar las técnicas de la petrografía y mineralogía de corte con sierra de borde de diamante, pulido hasta obtener una superficie completamente plana, pegado a un portaobjetos de cristal, desbaste frotando contra polvo de esmeril hasta un espesor de 30 micras y opcionalmente se cubren con un cubreobjetos de cristal.

 

Existe muchos laboratorios de micromorfología que aceptan recibir muestras de suelos y nos reenvian las correspondiente láminas delgadas a cambio de una compensación económica. Estos laboratorios tienen una maquinaria especializada para poder obtener láminas delgadas del tamaño "homologado" que equivale al de una cajetilla de tabaco (unos 80 x 60 mm).

SERVICIOS ESPECIALIZADOS EN LÁMINAS DELGADAS DE SUELOS.

Pero quizás lo más práctico es que realicemos nosotros el endurecimiento de la muestra de suelo pues esta operación es muy sencilla y no todos los laboratorios que ofertan el servicio de obtención de láminas delgadas tienen incluida esta fase (y sólo vamos a necesitar un desecador de vidrio, un compresor de vacio y la resina de poliester) y luego se pueden encargar las láminas a los laboratorios de petrología y mineralogía que trabajan con láminas mucho más pequeñas (28 x 46 mm) y por tanto mucho más económicas, y además estos laboratorios de petrología/mineralogía son muy numerosos y posiblemente si en la Universidad que Ud trabaja hay un departamento de geología le podrán hacer las láminas delgadas de los suelos.

SERVICIOS NACIONALES DE LÁMINAS DELGADAS DE ROCAS.

FASE PREVIA: el equipo necesario

Portada del servidor     Indice      Siguiente